NOTICIAS
MÉXICO Y EL MUNDO
ESTADOS
PUEBLA
MUNICIPIOS
DEPORTES
POLÍTICA
  
POLICIACA
SALUD
ESPECIALES
EDUCACIÓN
REVISTAS
SEMANARIOS
CONTACTO
 
Los sismos que despertaron a México
 
Por: omar  2017/09/25

La rica iconografía mexicana registra ahora el puño en lo alto de centenares de hombres y mujeres voluntarios que, en el frenesí de las acciones de rescate, indicaban que habían contactado a una víctima sobreviviente de entre los escombros de algún edificio colapsado y había que guardar silencio. Esta imagen se recordará por mucho tiempo y será emblema de la acción directa, generosa y organizada de la sociedad que no busca el protagonismo y cuyo único salario es el cumplir con el llamado de su conciencia.
Apenas habían transcurrido dos horas del simulacro institucionalizado desde el aciago 19 de septiembre de 1985, cuando se produciría otro sismo devastador, ahora con epicentro en Axochiapan, Morelos y de magnitud de 7.1 grados en la escala de Richter, viéndose afectadas zonas de la Ciudad de México, Guerrero, Estado de México, Oaxaca, Puebla y del mismo estado de Morelos.
La fuerza de la naturaleza o del destino volvería a sacudir a la nación mexicana treinta y dos años después y la vieja herida, nunca cerrada por completo, quedaría expuesta ante el horror, la tragedia y nuevos cuestionamientos.
De la tensión que se respiraba y del caos de los primeros momentos, se pasó a una oleada humanitaria: ante las fallas eléctricas, en cada esquina, jóvenes hacían labores de agentes de tránsito improvisados; ante las fallas de la telefonía, muchos compartían sus ´´datos´´ para que otros se comunicaran con sus familiares; ante la tragedia y la emergencia, la acción de cientos de voluntarios no se hizo esperar.
Casas coloniales, templos centenarios, escuelas, fábricas, multifamiliares, despachos, hospitales y oficinas de gobierno, viejos y nuevos edificios, quedaron a un paso de caer o cayeron colapsados enterrando a sus ocupantes entre los escombros
Puebla también observaría con emoción la generosidad de hombres y mujeres que multiplicarían panes y peces en las decenas de centros de acopio ciudadanos, de las caravanas humanitarias que siguiendo su instinto llegaron a las poblaciones más necesitadas de apoyo. La solidaridad nos hizo olvidar el abandono de la modernidad, nuestra soledad.
Octavio Paz decía sobre la soledad lo siguiente: “es una orfandad, una oscura conciencia de que hemos sido arrancados del Todo y una ardiente búsqueda: una búsqueda y un regreso, tentativa por restablecer los lazos que nos unían a la creación.´´ A partir de este segundo sismo, los más jóvenes, los adultos y los viejos conjuramos la soledad, tendimos lazos para encontrarnos como integrantes de la misma comunidad, de algún modo, se conjuró la soledad.
Las viejas y las nuevas generaciones se enlazaron en un mismo sentimiento y bajo el mismo dictado de conciencia; los llamados ´millenial´ se unieron de manera inusitada a la causa de la sociedad y con este ejemplo se renovaría la esperanza de toda una sociedad que parecía postrada ante el mercado y la frivolidad.
¿Acaso no es la solidaridad una expresión de identidad? Según Fromm ´´La necesidad de experimentar un sentimiento de identidad nace de la condición misma de la existencia humana y es fuente de los impulsos más intensos…´´ Efectivamente, así fueron los mismos, impregnados de solidaridad y altruismo.
Hubo otro sismo, que como en 1985 dejaría a la clase política mexicana en sus huesos, sus contradicciones exhibirían su oportunismo y degradante frivolidad. Uno de los casos más escandalosos, que ejemplifican lo anterior, fue la denuncia pública realizada por el obispo de Cuernavaca en contra del Gobierno estatal de Morelos por acaparamiento de víveres.
La titubeante reacción de la autoridad y de la mayoría de los partidos frente a la unánime demanda popular de reasignación de los recursos de los partidos políticos para ayuda humanitaria y reconstrucción, terminaría por empeorar la crisis de legitimidad a todo el sistema político del país.
En aquellos años, no existía una cultura de protección civil ni tampoco la estructura institucional que hoy tenemos y la tragedia se elevaría por la cifra de 10 mil fallecidos, cientos de desaparecidos y otros miles de damnificados en su patrimonio. Desafortunadamente, ahora en 2017, como en 1985, la sombra de la corrupción parece extenderse por las decenas de edificios colapsados, donde debió haber existido una mayor regulación en materia de construcción. El tiempo lo dirá.
Del mismo modo, fuimos testigos de las peores prácticas de manipulación y chantaje sentimental de las grandes empresas de los medios de comunicación que lucraron descaradamente con la tragedia y la buena voluntad de la gente, llegando a su peor nivel de credibilidad.
La cobertura que la televisión abierta hizo del supuesto rescate de la niña “Frida Sofía”, buscando los más altos índices de rating, alcanzó los más altos niveles de indignación y rechazo en la historia.
A pesar de que en la actualidad, tanto en el discurso oficial, como en los medios de comunicación y aun en el ámbito familiar, la promoción de los valores cívicos es casi nula, hay una reserva moral y espiritual todavía presente en la mayor parte de la sociedad; no obstante de los casos de asalto y pillaje de los algunos inadaptados.
En este claroscuro, lo más valioso, por sobre todo, fueron los más humildes del pueblo que extendieron su mano, con lo poco que tenían, que era mucho, como un catecismo vívido y vivificante de la Buena Nueva de Jesús en pleno siglo XXI en un país que se había acostumbrado a vivir en medio de la muerte.
Seguramente, en el 2018 esta conciencia alcanzada y esta identidad encontrada, se harán sentir de manera decisiva en las elecciones constitucionales de la República.
Aquel martes no solo colapsarían cientos de inmuebles, también, la credibilidad de un régimen, de una clase política inmoral y de todo un sistema. Quizá no podamos pronosticar cuando caerá toda esta estructura, pero es seguro que no resistirá una sacudida más.
 

   
LO MÁS LEÍDO
- Se gradúan 400 ingenieros de la UTTECAM
- Cologuard, el nuevo estudio de Mayo Clinic para la detección del cáncer colorrectal
- Encabeza EPN Ceremonia de Graduación de la Heroica Escuela Naval Militar
- Científicos del ICUAP generan biofungicida para hortalizas
- 2016 un año de retos para la BUAP: Alfonso Esparza
- Listo, calendario del Puebla en el Apertura 2016 de la Liga MX
- La BUAP se iluminó con la luz del universo
- SAGARPA destina recursos para garantizar alimentación










ÚLTIMAS NOTICIAS
- Tony Gali reconoce labor de cronistas poblanos
- Inicia sexto festival angelopolitano de danza
- Puebla tiene cerros que en realidad son volcanes
- Inaugura Tony Gali obras en San Pedro Cholula
- Lobos listo para enfrentar a Cruz Azul
- Remoción de Santiago Nieto
- Horizontec H1, el nuevo avión desarrollado en México
- Mediante la participación avanza la seguridad
- El alcalde de Ixtlahuacá, Colima es asesinado
- Tony Gali moderniza Boulevar Carmelitas